Escuela de Teatro - TEATRO EN CASTELLANO

¿Por qué es bueno que los niños crezcan haciendo teatro?

Cuando estudiamos interpretación aprendemos a escuchar, a tener empatía, a estar pendiente de las necesidades del otro y reaccionar ante ellas. Por eso, el teatro es mucho más que un plan de ocio, es, para quien no se quiera dedicar profesionalmente a ello, una terapia.

Aprender un texto e interpretarlo pone en marcha en el niño un proceso creativo y solidario con el personaje que le permite trabajar el pensamiento crítico, empático y trasladar esto a su día a día.

Para este proyecto nos hemos provisto de los mejores profesionales, actores de The Royal Central School of Speech and Drama de Londres, con una amplia formación y experiencia profesional tanto en el ámbito de la docencia, como en el de las Arte Escénicas.

Los grupos estarán divididos por edades comprendidas entre los 6 y los 11 años y los 12 y los 16. De esta manera podremos hacer más eficiente el trabajo en grupo.